La arena de la escuela de Kadanka

Kadanka

En estos momentos en un riachuelo perdido de las montañas de Wara Wara decenas de hombres, medio cuerpo enterrado en el agua, sacan arena para la nueva escuela de Kadanka. Al mismo tiempo decenas de mujeres la acarrean sobre sus cabezas desde las orillas hasta la aldea. Y es que esta arena, junto con el compromiso de la Comunidad Rural de Kadanka en aportar otros recursos locales (piedras, madera, cualquier saber técnico en la construcción,  y sobre todo el esfuerzo de sus brazos, cabezas, tiempo), son el detonante de una nueva escuela. En otro lugar, en Badajoz, lejos, una mujer con mucha experiencia en Sierra Leona se interesa por esta gente, por estos niños, por esta iniciativa y entonces, la Fundación Atabal, se compromete, se pone en marcha, se lía la manta a la cabeza y confiando nos dice “os financiamos la escuela de Kadanka, ya veremos cómo lo hacemos”.

Compromiso a lo bestia: La naturaleza con árboles, piedras, arena, terreno…Los hombres y mujeres de Kadanka y alrededores la van a construir con sus brazos…Los profesores educando a los niños de manera casi voluntaria…Vosotros, amigos de “The Wara Wara Community Schools Project”, apoyando generosamente este proyecto, sin el cual no habríamos puesto en marcha esta iniciaitva…Coopera ONG con su soporte desde España…Y ahora más compromiso: la Fundación Atabal…

Meeting january 12 Kadanka

Meeting january 12 Kadanka

Meeting january 12 Kadanka

Como decía, mucha gente comprometida.

El sábado 12 de enero nos reunimos, Cristina y yo, con la comunidad para hablar sobre su escuela, como resultado: mucha ilusión, esperanza, predisposición al trabajo…Nos demostraron el interés y la disponibilidad que tienen. Pero lo que no saben todavía es que este proyecto va a aportar un jefe de obra y dos ayudantes técnicos que apoyarán a los aldeanos en la construcción: de manera que el grueso del trabajo lo hará la comunidad pero con un soporte técnico especializado. La idea es construir una escuela sólida que mejore la calidad de su enseñanza. Nosotros estaremos al pie del cañon asegurándonos de que todo va según lo previsto.

John Bokarie Mansaray,  James Sarayo Conteh y John Alfred Siaka Conteh, profesores comunitarios de Kadanka, son parte de los 53 maestros que asisten como alumnos al College de Kabala desde el pasado diciembre. Esto unido a la nueva escuela supone un salto de calidad.

Kadanka Wesleyan Community School

Kadanka Wesleyan Community School

Kadanka Wesleyan Community School

Parece que todo son buenas noticias, sí. Pero Kadanka, situada a 13 kms. de Bafodia y 20 kms. de Kabala, se da la mano con el aislamiento, la falta de formación, unas carreteras de tierra con pendientes casi impracticables, con maestros muy poco formados y con un salario de 8 euros al mes, con niños que trabajan en los huertos familiares, con mujeres y niños que recorren varias veces al dia casi un kilómetro de pronunciada pendiente para hacerse con agua, con niños no escolarizados. Kadanka es una maravilla, pero la educación y la sanidad tienen un largo recorrido por delante.

Kadanka Wesleyan Community School

Kadanka Wesleyan Community School

Kadanka Wesleyan Community School

Gracias a lo que está ocurriendo, 115 niños matriculados en la escuela (y otros que se podrían escolarizar) y sus maestros, tendrán mejores posibilidades de que la enseñanza sea de más calidad.

Meeting january 12 Kadanka

Meeting january 12 Kadanka

Meeting january 12 Kadanka

Abrazos y hasta pronto,

Coco

1 comment on “La arena de la escuela de KadankaAdd yours →

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *